¿Estafa?: Candidata de Avanza País, promociona falso “medicamento” para combatir Covid 2019.

 ¿Estafa?: Candidata de Avanza País, promociona falso “medicamento” para combatir Covid 2019.

Un probable fraude a escala nacional, incluido un presunto atentado en contra de la salud, es lo que está germinado peligrosamente en la región Lambayeque, ante la ceguera cómplice, de las autoridades de salud, y de algunos comunicadores locales, que publicitan una supuesta “fórmula milagrosa” antiviral, que cura la COVID 19.

Sin embargo, el asunto cobra ribetes de escándalo, porque el falso “fármaco” es promocionado, sin ningún temor, ni escrúpulo, por la candidata al congreso de la república, del partido político “Avanza País, GIOVANNA CONSTANTINI GUEVARA.

Se trata del supuesto jarabe MILFOR, antes nombrado como FORMIL, que nació en las ollas del Instituto de Gastronomía Cumbre, de la ciudad de Chiclayo, y la viveza criolla , para aprovecharse de la ignorancia y desesperación de las personas, que en los meses más críticos y de incertidumbre de la pandemia, y ante el anuncio de una segunda ola, buscan algo para controlar la terrible enfermedad, que aún no tiene cura.  

En mayo del presente año, Centinela advirtió sobre el “lanzamiento” del supuesto “milagroso jarabe” Incluso, este medio de comunicación requirió a la escuela Cumbre, el sustento sanitario del menjunje casero (que no lo tenía), que hoy es un lucrativo negocio que está haciendo millonarios, a un grupo de perversos ciudadanos. 

“Chefs De Instituto Gastronómico Dicen Que Encontraron “Jarabe Milagroso” Que Cura Covid -19. Pero Otros Se Aprovechan” es el título del anterior artículo. 

En la entrevista pasada, el que dio la cara por el Instituto Cumbre, fue el Subgerente Henry Aldana, quien, para salir del paso, dijo que “la entrega del jarabe es gratis, solo para las personas confirmadas con la Covid-19 que lo soliciten”

Un hecho fúnebre que ha sucedido en el distrito de Olmos (que contaremos en próxima entrega), obligo a Centinela a seguir el camino de la indagación, para comprobar la veracidad, de las propiedades curativas de MILFOR, que la candidata Constantini, le atribuye – incluso – algo mas alucinante:

«…esta fórmula pueda llegar… al mundo no solo para curar el virus, sino como una vacuna de protección contra este terrible enfermedad…»

Entonces, para comprobar, que tan cierto es lo que afirma la candidata, debemos plantearnos las siguientes preguntas: 

¿Es MILFOR un medicamento? y, ¿Qué laboratorio o institución científica, certifica que MILFOR cura la COVID 19? 

Giovanna Constantini Guevara, es la cara marketera del producto MILFOR pero también la distribuidora. En la página Facebook :

https://www.facebook.com/pages/category/Pharmaceuticals/Milfor-f%C3%B3rmula-milagrosa-105955757994271/

El incauto que llegue ahí, podrá encontrar toda la información de la “fórmula milagrosa”  por lo que, para responder la primera pregunta ¿Es MILFOR un medicamento? Centinela recurrió a esa «página oficial» en busca e «información oficial»

“Ficha técnica”   

 La información que encontramos, en su mayoría suscrita por la señora Giovanna Cosntantini, son videos y comentarios y una “Ficha técnica” de MILFOR, con los siguientes datos:  COMPOSICIÓN, CATEGORIA FARMACOLOGICA e INDICACIONES.

En el primer caso, COMPOSICIÓN la señora Constantini indica que el frasco de 700 ml, “es un preparado fitoteraéutico, a basen de miel de abeja, extracto de tallo de plátano, decocción de uña de gato y la decocción de quina o cascarilla”

En cuanto a la CATEGORIA FARMACOLOGICA, afirma la candidata, que MILFOR es “Antimicrobiano, antitusígeno, bactericida, antiinflamatorio, antiviral, inmunomodulador”

Finalmente, en cuanto a las INDICACIONES, asegura, que el producto está indicado para combatir las “infecciones respiratorias, Bronquitis, Asma Bronquial, Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, Infecciones por SARS COV 2, Laringitis, Traqueítis, Amigdalitis” , pero…

NO ES MEDICAMENTO

MILFOR, no es medicamento.  La nueva presentación, consigna un Registro Sanitario, con la siguiente nomenclatura: P2702720NNASHSP.

Oficialmente, está inscrito en la Dirección General de Salud Ambiental del Ministerio de Salud (Digesa), como “Bebida concentrada a base de plátano, infusión de uña de gato y miel de abeja, sabor a quina – “MILFOR” 

Entonces, si es un producto legal, pero no es un medicamento, porque el registro que DIGESA ha otorgado a MILFIOR, es en la categoría de “Alimento y bebida de consumo humano” según expediente N° 35303-2020-R

El precio de venta por la botella de 700 ml. es entre S/ 90. 00 y S/ 100.00. A distribuidores 25% menos.

En consecuencia, si no es un medicamento, ¿Cómo se atreve la señora Constantini, a aseverar que esa bebida está indicada para tratar “Infecciones respiratorias, Bronquitis, Asma Bronquial, Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, Laringitis, Traqueítis, Amigdalitis e incluso Infecciones por SARS COV 2? y ¡¡¡¡COMO UNA VACUNA!!!!

Así mismo, afirmar intrépidamente, que MILFOR, es de CATEGORIA FARMACOLOGICA, y que tiene propiedades “Antimicrobiano, antitusígeno, bactericida, antiinflamatorio, antiviral, inmunomodulador”

El Registro Sanitario es contundente. MILFOR no es medicamento.
¡Que descaro!

Al descaro de la señora Constantini, se suman los de la Escuela Cumbre, quienes afirman que A inicios del mes de junio nos contactó un importante laboratorio con presencia en diferentes países para proponernos la producción del jarabe. Por tanto, queremos comunicarles que por motivos que son comprensibles, decidimos aceptar dicha propuesta como una nueva alternativa para que más personas puedan acceder al producto” 

El supuesto laboratorio “con presencia en diferentes países” que ha registrado el producto es HEALTH NATURE & SCIENCE LAB SOCIEDAD ANONIMA CERRADA – HNS LAB S.A.C., cuya actividad comercial principal es “Venta Minorista de Otros Productos en Almacén” es decir, NO ES UN LABORATORIO FARMACEUTICO, como quieren dar a entender, con el engañoso y pomposo nombre.

La empresa fue creada en el 2017 y el Gerente General es Carlos Eurico Rafael Paiva Zegarra, un peruano que desde el 2007 se dedica a las ACTIVIDADES INMOBILIARIAS y OTRAS ACTIVIDADES EMPRESARIALES NCP, según la Sunat. 

HEALTH NATURE & SCIENCE LAB SOCIEDAD ANONIMA CERRADA – HNS LAB S.A.C. ha registrado en la Sunat, la siguiente dirección: Av. Alfredo Benavides Nro. 4448 Urbanización Vista Alegre – Distrito Santiago de Surco, Lima, Perú

El famoso laboratorio internacional es otro fraude.

En la etiqueta de presentación de MILFOR, se consigna lo siguiente: Producto fabricado por HEALTH NATURE & SCIENCE LAB SOCIEDAD ANONIMA CERRADA – HNS LAB S.A.C., para SCH SUPPLY CHAIN MANAGEMENT S.A.C.

Sch Supply Chain Management S.A.C. con RUC, 20550408695, es otra empresa, peruana que inicio sus actividades, el 5 de septiembre del 2018 y la actividad comercial principal a la que se dedica es Elaboración de Bebidas No Alcohólicas – CIIU 15546. El Gerente General es Víctor Manuel Suarez Ríos.

La dirección legal registrada en Sunat, es: Av. Jorge Chávez N° 1659 Dpto. 303, Urbanización El Cóndor, Distrito Santiago de Surco Lima, Perú. 

Entonces, si NO ES UN MEDICAMENTO, NO LO ELABORA NINGUN LABORATORIO FARMACEUTICO, es innecesario seguir buscando respuestas a la pregunta ¿Quién o qué laboratorio, o institución científica, garantiza que MILFOR cura la COVID 19?

El asunto es serio. Las ganancias con este fraude son incalculables, pero más preocupante sería, si las autoridades no hacen nada por investigar este fraude, (incluso tributario), que también compete al líder de Avanza País, Hernando de Soto, que está llevando en su lista, a una presunta embustera en potencia.

Avatar

Jorge Moncada Mino

https://www.centineladigital.pe

Editor jefe. Periodista de Investigación, egresado de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque Perú. Trabajo como jefe de la Unidad de Investigación del diario El Ciclón. Trabajo como periodista freelance en el Semanario Hildebrandt en sus Trece y en varias radioemisoras locales. Autor de varias investigaciones sobre corrupción en los gobiernos locales e instituciones publicas de la región, que contribuyeron a la desarticulación de bandas y organizaciones criminales.